Saltar al contenido
Remenatural

CALAMBRES MUSCULARES > Síntomas, Causas, Prevención, Y Remedios

abril 30, 2019

¿Qué son los calambres musculares?

Un calambre muscular es una contracción repentina de uno o más músculos si alguna vez te despertaste por la noche o tuviste que detenerte por un calambre repentino.

Sabes que los calambres pueden causar dolor intenso aunque por lo general son inofensivos,
pueden imposibilitar temporalmente el uso del músculo afectado.

Los períodos de ejercicio o de trabajo físico especialmente si hace calor, pueden provocar calambres musculares. Algunos medicamentos y enfermedades pueden causar calambres musculares. Generalmente, puedes tratar los calambres musculares en casa con medidas de cuidado personal.

 

Cualquier músculo puede presentar esas contracciones. Los más comunes son: pantorrillas, músculos anteriores y posteriores del muslo, pies, manos, cuello y abdomen.

Los calambres musculares son dolorosos que se producen durante o inmediatamente después del ejercicio. El músculo se pone duro y contraído y no es posible relajarlo. Aunque cualquier músculo puede sufrir un calambre, suelen afectar generalmente a tres grupos musculares diferentes.

– parte delantera del muslo (cuádriceps)

– parte trasera del muslo (isquiotibiales)

– pantorrilla (gastrocnemio)

SÍNTOMAS DE UN CALAMBRES

El dolor del músculo son los principales síntomas. Esto suele remitir en cuestión de segundos o de minutos, en ocasiones puede continuar durante más de 15 minutos. El músculo puede estar sensible durante las 24 horas posteriores al calambre inicial.

Causas de los calambres

Se cree que la causa del calambre es una hiperexcitación de los nervios que estimulan los músculos. Esta puede ser causada por

Actividad física vigorosa el calambre puede ocurrir durante o después del esfuerzo físico.

Deshidratación importante causa en longevos y en quienes usan diuréticos.

Embarazo por lo general los calambres es causado por bajos niveles de magnesio.

Trastornos hidroelectrolíticos, principalmente depresión de calcio y magnesio.

Fractura ósea los músculos alrededor de la lesión se contraen involuntariamente.

Alteraciones metabólicas como diabetes, hipotiroidismo, alcoholismo,

Enfermedades neurológicas, como Parkinson, enfermedades de la neurona motora.

Insuficiencia venosa y várices en las piernas.

Largos periodos de inactividad quedarse sentado en posición inadecuada.

Alteraciones estructurales, como pie plano y hiperextensión de la rodilla.

Hemodiálisis, Cirrosis hepática, Deficiencia de vitaminas B1, B5 y B6, Anemia.

Factores de riesgo

Algunos de los factores que aumentan el riesgo de calambres musculares son.

Edad.
Las personas mayores pierden masa muscular, por lo que el músculo restante puede sobreexigirse con más facilidad.

Deshidratación.
Los atletas que se fatigan y deshidratan al practicar deportes en climas cálidos padecen calambres musculares.

Embarazo.
Los calambres musculares también son frecuentes durante el embarazo.

Afecciones.
Tener más riesgo de sufrir calambres musculares si tienes diabetes o trastornos nerviosos, hepáticos o tiroideos.

¿Cómo evitar los calambres?

Para evitar el calambre una buena sesión de estiramiento antes y después de hacer ejercicio, principalmente en el caso de los sedentarios. Es importante una buena hidratación antes, del
esfuerzo físico, y evitar ejercicios en días muy calurosos.

Existe personas que presentan calambres nocturnos principalmente en los miembros inferiores pantorrilla y pies, estas personas presentan el llamado calambre nocturno idiopático.

Son personas normalmente con un historial familiar de calambres, en los cuales no se consiguen detectar ningún tipo de alteración que justifique el cuadro. Para estas personas, se recomienda un programa de estiramiento 15 minutos antes de dormir.

Hay personas necesitan zapatos especiales para evitar contracciones y calambres en los pies.

El mejor método para prevenir calambres, principalmente cuando éstos ocurren en las piernas. Es importante destacar que no será de un día para otro que el estiramiento dará resultado. Es necesario por lo menos algunas semanas con estiramientos diarios para que el músculo tenga más resistencia.

Hidratación adecuada y estiramientos frecuentes resuelven los problemas de la mayoría de las personas con calambres. El mejor modo de controlar el grado de hidratación del cuerpo es a través del color de la orina.

Existen algunos medicamentos, como vitamina E, complejo B, verapamilo, cloroquina y gabapentina que pueden ayudar en casos específicos, pero que sólo deben ser administrados después de una evaluación médica.

Como con cualquier lesión, es mejor prevenir que curar. Es posible que los siguientes consejos le sean útiles para prevenir lesiones, incluidos los calambres.

ENTRENAMIENTO

HIDRATACIÓN

REEMPLAZAMIENTO DE ELECTROLITOS

EQUIPAMIENTO

ESTIRAMIENTO

¿El banano evita calambres?

Esa idea de que la banana evita calambres es un poco confusa. La fruta es rica en potasio, carbohidratos y agua. Durante el esfuerzo físico existe por parte de los músculos una gran demanda de energía.

Después de algún tiempo de ejercicio, el músculo agota sus reservas de glucosa y pasa a utilizar otros medios para generar energía. Una de las causas de calambres es la acumulación de ácido láctico, Una buena hidratación ayuda a lavar ese exceso de ácido láctico de la circulación y evita los calambres.

Teóricamente el banano ayuda porque repone los niveles de potasio, hidrata y proporciona energía  para los músculos. Eso es cierto para los calambres causados por ejercicios. No obstante, esta indicación no funciona con mucha gente. La respuesta parece ser de carácter individual, pero como el banano no le hace mal a nadie, no se pierde nada con probar.

¿Cuáles son los tratamientos de los calambres musculares?

Por lo general, no necesita tratamiento para los calambres musculares. Es posible que pueda encontrar alivio de los calambres con estos métodos a continuación.

Estirar o masajear suavemente el músculo

Aplicar calor cuando el músculo está tenso y hielo cuando el músculo le duele

Beber más líquidos si está deshidratado

Si la causa de los calambres es otro problema de salud, es probable que tratar el problema específico ayude. Existen medicamentos que los proveedores a veces recetan para prevenir los calambres.

Consejos

A continuación, damos algunos interesantes consejos a tener en cuenta cuando suframos un calambre.

Parar de realizar ejercicio físico.

Estirar con cuidado el músculo ya que así reduciremos la presión que se está ejerciendo sobre el mismo. Mantener el músculo estirado hasta que los calambres cesen.

Si tiene un calambre en la pantorrilla, coloque la mano sobre el músculo y vaya subiendo, poco a poco, los dedos hasta llegar a la rodilla.

Si sufre un calambre en los cuádriceps, manténgase de pie, levante el tobillo hacia las nalgas y mueva la parte superior del pie.

Para estirar los músculos, siéntese y estire la pierna, manteniendo la rodilla sin flexionar,

Masajear suavemente el músculo. Caminar un poco.

Beber agua o bebidas isotónicas para reemplazar los posibles líquidos y electrolitos perdidos.

El hielo puede aliviar si tiene los músculos sensibles y doloridos. Coloque una bolsa de hielo envuelta en una toalla. No aplique el hielo directamente sobre la piel ya que puede dañarla. Mientras realiza estiramientos, puede utilizar el hiel

Cuándo consultar al médico

Los calambres musculares usualmente desaparecen por sí solos y raramente son lo suficientemente graves como para justificar la atención médica. Sin embargo, consulta a tu médico.

Causan molestia intensa
Están relacionados con la hinchazón, enrojecimiento o cambios de la piel en las piernas
Están relacionados con la debilidad muscular
Suceden a menudo
No mejoran con cuidado personal
No están relacionados con una causa obvia, por ejemplo, ejercicio extenuante

Remedios naturales para aliviar los calambres.

Hierba de limón

Diluir en 20 ml de aceite de almendra con 4 gotas de cilantro y 2 gotas de aceite esencial de hierba de limón, y aplica con suaves masajes en la zona del calambre. La hierba de limón le da buena circulación sanguínea, y puede ser eficaz contra el reumatismo, según algunos estudios.

Un batido natural

Mezclar 1 vaso de leche descremada con 1/2 taza de yogurt natural light, 1 plátano y 1/2 taza de jugo de naranja en una licuadora y batir. Beber 1 vaso por varios días, el potasio de las frutas y el calcio de la leche, ayudarán a aliviarlos.

Aplica frío o calor

La terapia de frío durante 20 minutos cada 4 horas, aplicando hielo o almohadillas de gel para relajar la zona. También se puede disminuir el dolor con calor, mediante paños calientes que promueven la vasodilatación para que lleguen nutrientes y electrolitos a la zona de dolor.

AVENA

Otro gran reconstituyente es la avena que combate la debilidad física. Te aporta minerales hierro, sílice, cinc, manganeso y vitaminas.

Pruébala en decocción, toma 3 tazas al día, en tintura y extracto líquido. O bien en gel o pomada.